Home / #CDMX / Miedo, factor que influye en la movilidad de las mujeres de la CDMX

Miedo, factor que influye en la movilidad de las mujeres de la CDMX

De acuerdo con información del Plan Estratégico de Género y Movilidad 2019 de la Ciudad de México el miedo a la violencia es uno de los factores que más influencia la movilidad de las mujeres en la CDMX.

Aunado a los casos registrados de violencia, existe una alta percepción de inseguridad por parte de las usuarias del transporte público de la Ciudad de México.

Este miedo se agudiza al tratarse de agresiones sexuales, siendo las usuarias de entre 15 y 29 años las que expresan mayor temor.

Según los patrones de movilidad de las mujeres, así como su experiencia al moverse por la ciudad, se ven afectados por las violencias sexuales, agresiones y la percepción de inseguridad en el espacio público y en el transporte.

El problema de violencias sexuales es una de las principales limitaciones para que las mujeres puedan moverse de forma autónoma, cómoda y segura a nivel global, lo cual limita sus oportunidades sociales, económicas y culturales.

Violencia en el trasporte a nivel mundial

De acuerdo a una encuesta del Banco Asiático de Desarrollo (2015) en las ciudades de Karachi (Pakistán), Tbilisi (Georgia) y Bakú (Azerbaiyán) se reportó que un 69% de un total de 630 mujeres encuestadas afirmaron haber sufrido algún tipo de acoso sexual en el transporte público (Banco Asiático de Desarrollo, 2015).

En la ciudad de Quito (Ecuador), en 2011 un estudio mostró que el 68% de las mujeres experimentó alguna forma de violencia sexual en espacios públicos durante el año anterior mientras que el 84% sostuvo que el transporte público era inseguro debido a la violencia sexual experimentada.

Inclusive en ciudades como Nueva York, una encuesta de 2007 señala que el 63% de las mujeres encuestadas experimentó acoso sexual en el transporte público (Gekoski et. al., 2015).

En el caso de la Ciudad de México, la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH), encontró que en 2016, el promedio de mujeres que han sido sujetas a violencia comunitaria en los últimos 12 meses es mayor en la Ciudad de México que a nivel nacional.

Este tipo de violencia ocurre principalmente en la calle y en el sistema de transporte público.

El transporte más “seguro”

El Plan de la CDMX señaló que la afluencia de las mujeres es mayor en el Metro que en los otros medios de transporte, transporte que actualmente cuenta con módulos específicos para poder levantar las quejas y denuncias.

Una encuesta realizada por ONUMujeres destacó que 14.6% dieron aviso o denunciaron los hechos en un módulo de atención a mujeres de Viaja Segura (2018), los cuales se ubican dentro de las estaciones del STCMetro.

En este sentido, el Metro es utilizado como una zona donde las mujeres buscan un espacio seguro, así como espacios de denuncia, servicio inexistente en otros espacios y servicios de transporte tales como autobuses, microbuses y taxi.

La encuesta también encontró que el 54.4% de las 3 mil 214 mujeres entrevistadas se sienten inseguras o muy inseguras en el transporte público.

Como manera de evitar dicha inseguridad, las mujeres modifican sus decisiones de viaje y llevan a cabo medidas específicas para enfrentar la inseguridad, tales como ir acompañadas o no salir de noche o muy temprano, lo que implica una barrera a su libre desplazamiento y trae como consecuencia un acceso desigual a la ciudad y un ejercicio de derechos limitado.

About Circe Vargón

Powered by moviekillers.com