Home / #CDMX / Panaderías, construcciones y pavimentación también generan contaminación por PM 2.5

Panaderías, construcciones y pavimentación también generan contaminación por PM 2.5

En la Ciudad de México, el 44% de la contaminación generada por partículas PM 2.5 (menores a 2.5 micrómetros) no proviene de los automóviles, por lo que además de endurecer el programa Hoy no Circula, se deben implementar otras acciones para reducir este tipo de emisiones.

De acuerdo al Inventario de Emisiones de la CDMX, en 2016 se liberaron en la capital del país cinco mil 142 toneladas de PM 2.5, el 29% de estas partículas fueron provocadas por fuentes de área, es decir, por actividades de construcción, pavimentación, por las panaderías y por el consumo de gas LP que se hace en los hogares.

En tanto, otro 13% de las partículas de contaminación más finas fueron provocadas por fuentes puntuales, esto es, las industrias derivadas de la generación de energía eléctrica y de actividades industriales como la química, textil, alimentaria, maderera, metalúrgica, metálica, manufacturera y procesadora de productos vegetales y animales, entre otras.

“Las partículas se concentran principalmente en el centro de la ciudad debido a la intensa actividad vehicular y la resuspensión del polvo depositado en las vialidades. Además, en algunas zonas de las alcaldías de Gustavo A. Madero y Azcapotzalco por algunas emisiones del sector industrial de los giros de fabricación de productos a base de minerales no metálicos, industria alimentaria y fabricación de fibra de vidrio”, precisa el inventario, cuya publicación es bianual.

Además, los capitalinos también contribuyen a la generación de Compuestos Orgánicos Volátiles (COV). En 2016 se generaron 164 mil toneladas de COV, de las cuales el 69% se emite por las fuentes de área; la principal emisión es ocasionada por las fugas de gas L.P en el sector habitacional, pues según un estudio realizado por la Secretaría del Medio Ambiente, cuatro de cada 10 casas presentan fugas.

Propuestas

Al respecto, el integrante del Observatorio Ciudadano para la Calidad del Aire, Stephan Brodziak, apuntó que además de mejorar la verificación, las autoridades deben voltear a ver los marcos normativos para la industria y hacer que se cumplan.

De igual forma -dijo- los ciudadanos deben hacer de su parte para mejorar la calidad del aire y reducir en lo posible el uso del automóvil, exigir a las autoridades mejor transporte público y demandar infraestructura ciclista y peatonal adecuada.

El mismo inventario de emisiones sugiere que para reducir estos contaminantes se deben instalar equipos de control de emisiones (filtros de partículas y catalizadores), así como la introducción de tecnologías como Euro VI y EPA2010 o posteriores, para que se pueden reducir las partículas finas en más del 90%.

Aunque estos datos se conocían desde el 2016, la actual administración encabezada por Claudia Sheinbaum no tomó previsiones al respecto, por lo que se registró la semana pasada una severa crisis ambiental.

A pregunta expresa, Sheinbaum dijo: “Creo que de eso ya hablamos mucho y la verdad es que no me voy a meter en eso, yo creo que lo importante aquí para la población es que haya no solamente un programa de contingencias ambientales porque finalmente la contaminación afecta la salud, sino un programa de largo plazo que nos ayude a ir reduciendo la concentración de contaminantes”.

Toneladas de PM 2.5 producidas en 2016:
  • 101 por combustión habitacional
  • 130 generadas por taxis
  • 274 por autos particulares
  • 281 por camionetas
  • 294 generadas por fábricas
  • 450 por construcción
  • 629 por pavimentación de vialidades
  • 864 autobuses
  • mil 10 tractocamiones
  • Mil 108 por otras causas

About El Asertivo

Powered by moviekillers.com