Home / México / Resalta empleo precario y mala educación en México

Resalta empleo precario y mala educación en México

desempleoDurante las últimas cuatro décadas, los mexicanos han visto mermar tanto la calidad de su empleo como de las oportunidades de negocio que existen en el país. Son dos caras de la misma moneda: la precarización del mercado laboral tiene una contraparte en la precarización del entorno empresarial.

De acuerdo con  información del INEGI, durante el tercer trimestre del 2017 la tasa de desocupación se ubicó en 3.6%, una de las más bajas en los últimos 12 años para dicho periodo de tiempo.

¿Una buena noticia? la revisión al interior de las condiciones del mercado laboral muestra que se debe tener cuidado con dicha percepción. Las cifras del INEGI y de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social son claras. De una población de 54.4 millones de personas denominadas como económicamente activas, es decir que buscan una ocupación y tienen la edad legal para hacerlo, 1.9 millones se encuentran desocupadas, el 3.6% del total, una proporción inferior a la que se observa en otras naciones.

El primer problema que se debe citar es que el 47% de las personas desocupadas tenían algún grado de estudios a nivel medio superior o superior: a pesar de ser una minoría, los mexicanos que tienen mayores cualificaciones escolares enfrentan fuertes dificultades para encontrar una ocupación.

Además, el desequilibrio va en aumento, en el primer trimestre del 2000 la proporción era de 30%, en 2017 fue de casi la mitad. Si bien lo anterior es inquietante, la información por estado representa una preocupación mayor.

desempleo-2Además la tasa de desocupación relativamente baja también implica desequilibrios significativos en términos de la mala calidad de los salarios, y en que la mayor parte de las oportunidades se genera en la informalidad. Hasta el cierre del 2017 el 57% de las personas ocupadas tienen un vínculo con la informalidad, esto representa a casi 30 millones, 10.5 millones más que todos los trabajadores registrados en el IMSS.

La informalidad sintetiza el grado de precarización de la ocupación laboral en el país, de este México Informal. Representa la falta de seguridad social (32.6 millones de personas ocupadas), ausencia de un contrato por escrito (15.9 millones), de prestaciones sociales distintas a la seguridad social (13.5 millones), de carencia de acceso a un a un sistema de pensiones y de tributación fiscal.

En resumen, la informalidad agrupa a ese México que vive en las sombras, que no espera mucho de las instituciones porque en el extremo le estorban en su actividad diaria. Parte del problema es la mala educación.

México vive el círculo vicioso. El resultado es un país que mantiene un crecimiento inercial de 2.5%, con altos niveles de pobreza y en donde existen algunas regiones que luchan por incrustarse a la globalidad y modernidad, sin que por ello representen a la realidad nacional.

La economía del conocimiento requiere de personas que cuenten con competencias y habilidades desempleo 1relacionadas con la innovación y el progreso tecnológico. La consolidación de la estabilidad social de México hace prioritario que los ciudadanos sean capaces de integrarse exitosamente a los procesos productivos modernos. Para ello es indispensable elevar el nivel de aprendizaje de los estudiantes mexicanos en ciencias aplicadas, matemáticas, computación y en todas aquellas áreas vinculadas con la tecnología y la innovación.

Si bien el sistema educativo debe garantizar lo descrito, también es indispensable contar con una alianza social más amplia. Cuando la educación y la industria se encuentran estrechamente vinculadas se pueden generar programas de estudio, estrategias de formación de empleo, de creación y aceleramiento de empresas con alto valor agregado que garanticen el incremento de la productividad al mismo tiempo que se eleva el bienestar de la población.

La relación entre la educación y la industria garantiza empleabilidad, aumento de productividad y mayor éxito en la actividad emprendedora de los ciudadanos.

About Circe Vargón

Powered by moviekillers.com