Home / Mundo / A 50 años de llegada del hombre a la Luna, resurge ambición por el astro

A 50 años de llegada del hombre a la Luna, resurge ambición por el astro

El próximo 20 julio se cumplen 50 años de que el astronauta estadunidense Neil Armstrong, comandante de la misión Apolo 11, logró alunizar en el satélite de la Tierra.

“Es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad”, célebre frase del primer hombre en la Luna.

La histórica hazaña de Armstrong marcó el fin a la carrera espacial que por casi dos décadas libraron Estados Unidos y la desaparecida Unión Soviética por la conquista de la Luna, pero despertó el interés de otras naciones, como China, que el 3 de enero pasado logró enviar una nave no tripulada al lado obscuro del astro.

El alunizaje de la nave espacial china “Chang’e-4” representa el primer paso de una ambiciosa carrera espacial, que contempla el envío de una misión tripulada en los próximos años para establecer una base permanente, desde donde se planea despegar a Marte en 2030 y comenzar a colonizarla a mediados del presente siglo.

A estos planes se suman la Agencia Espacial Europea (ESA), que proyecta enviar un humano a la Luna en 2025 ó 2026; los de Australia que se prepara para explotar minas en la Luna para obtener agua y otros recursos en menos de una década o los de empresas privadas como SpaceX, que busca convertirla en un destino turístico.

Sin embargo, los planes más sólidos siguen al frente de Estados Unidos y Rusia, países que proyectan enviar misiones tripuladas en 2024 y 2025, de manera respectiva, y convertir al satélite en una base permanente para futuras misiones, una vez que la Estación Espacial Internacional (EEI) deje de funcionar en seis años.

Para alcanzar su objetivo de regresar a la Luna, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, destinó en mayo pasado mil 600 millones de dólares más al presupuesto de 21 mil millones de dólares de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA).

Los fondos serán destinados para impulsar el proyecto “National Space Exploration Campaign” (Campaña Nacional de Exploración del Espacio), que prevé misiones de exploración humana y robótica para expandir las fronteras de la experiencia humana en otros mundos y el cosmos.

La próxima misión espacial estadounidense, denominada Artemisa, en honor a la hermana gemela de Apolo en la mitología griega, tiene como objetivo establecer una base permanente en el polo sur del satélite natural con presencia humana permanente a más tardar en el año 2028.

Las aspiraciones a largo plazo de los estadunidenses son lanzar misiones tripuladas a Marte y convertirse en el primer país en descender en suelo marciano, aunque China también se esfuerza por lograr ese objetivo y concretarlo en 2030.

A diferencia de la NASA, la Agencia Espacial Federal de Rusia (Roscosmos) prevé realizar sus próximos viajes de exploración lunar hasta 2029 y regresar a sus cosmonautas al satélite natural un año después, para dar tiempo a la fabricación de su nueva nave “Federation”, así como un módulo de aterrizaje.

Otro de las grandes ambiciones de la humanidad sobre la Luna es convertirla en un importante destino turístico en el futuro, por lo que empresas privadas como SpaceX de Elon Musk y Blue Origin de Jeff Bezos, dueño de la compañía de comercio en línea Amazon, desarrollan naves espaciales para hacer esto realidad.

De hecho, el primer viaje espacial turístico hacia la Luna está previsto para 2023 y lo realizará el multimillonario japonés Yusaku Maezawa, fundador de la compañía japonesa de venta de ropa en línea Zozo, quien pagará a SpaceX una suma no revelada para tener dicho privilegio.

A la carrera por la conquista de la Luna se han unido, India que lanzará el próximo 15 de julio su segunda misión no tripulada a la Luna, “Chandrayaan-2”, que explorará el polo sur de la superficie lunar.

También Israel, que aunque fracasó en abril pasado en su misión de convertirse en el cuarto país del mundo en posarse en suelo lunar, planea nuevos viajes.

About El Asertivo

Powered by moviekillers.com