Home / Nota verde / UAM diseña biorreactor de micro algas para la captura de dióxido de carbono

UAM diseña biorreactor de micro algas para la captura de dióxido de carbono

Un equipo de investigación de la Unidad Cuajimalpa,  de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), creó un biorreactor de microalgas para la captura de dióxido de carbono (CO2) de gases de combustión de la industria cementera, el cual fue puesto en marcha en la planta industrial Cementos Fortaleza, en Tula, Hidalgo.

Durante una visita encabezada por el doctor Sergio Revah Moiseev, director de Apoyo a la Investigación, se llevó a cabo una prueba del concepto denominado Parque Verde Fortaleza, realizado como parte del proyecto liderado por la doctora Marcia Guadalupe Morales Ibarría, profesora del Departamento de Procesos y Tecnología.    

 El desarrollo está orientado al aprovechamiento de los gases emanados de los procesos de calcinación en la producción de cemento, por medio de tecnologías innovadoras y limpias utilizadas en este procedimiento biotecnológico.

 El prototipo, que estuvo funcionando durante dos meses en instalaciones de esa sede académica, ha demostrado su efectividad al haber sobrevivido perfectamente los microorganismos a nuevas condiciones de clima, temperatura y otros factores.

El CO2 que generan los sectores que operan mediante combustión causa daños severos al medio ambiente, sin embargo, este gas puede ser aprovechado por microalgas que realizan la fotosíntesis, ya que los microorganismos lo requieren, así como energía luminosa para producir oxígeno.

Te puede interesar: Altos niveles de contaminación, la tierra pide ayuda

 Parque Verde Fortaleza está diseñado con tubos transparentes para que las microalgas reciban luz y cuenta con tres fases: clasificación, colección de luz y adquisición de datos.

En la primera se inyectan los gases de combustión y a lo largo de toda la tubería empiezan a captar el CO2, que transforman en biomasa liberando oxígeno a la atmósfera, en tanto que la microalga vuelve a recircular.

 En la segunda se mide el oxígeno emitido dentro del sistema, en la última etapa el crecimiento de los microorganismos es evaluado para calcular la productividad y la cantidad de biomasa que pueda generarse.

 Respecto del ámbito ecológico, esos organismos son utilizados para biorremediar sitios contaminados, ya sea por materiales pesados o por desechos industriales, incluidos hidrocarburos.  

La doctora María Laura González Reséndiz, participante del proyecto, explicó que las microalgas son organismos microscópicos cosmopolitas, esto es, que pueden encontrarse en cualquier lugar del planeta. Mencionó  que a la vez son sustancias antioxidantes y antiinflamatorias usadas también como anticancerígenas.

Te puede interesar: La contaminación del aire puede incidir en problemas de reproducción

 Por otro lado se mencionan como una fuente renovable que permite reemplazar combustibles fósiles gracias al elevado contenido de lípidos y el perfil idóneo para la obtención de biocombustibles y fertilizantes, que al sintetizar sus polímeros forman compuestos que pueden sustituir algunos plásticos sintéticos derivados del crudo.

 Para la universidad representa una oportunidad de entablar un vínculo de cooperación con los sectores industriales y crear conocimiento aplicado a un ramo productivo específico, lo que eventualmente se traducirá en materia de investigación y temática para resolver por los científicos.

 

 

About Said Bautista

Powered by moviekillers.com