Home / Opinión / AMLO podría perder poder político en 2021

AMLO podría perder poder político en 2021

Esténtor Político

Tras la detención de Rosario Robles Berlanga, más el primer informe del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), las cosas “deberían” haber regresado a la calma, con todo y los remolinos políticos que se le presentaran al Gobierno Federal morenista en lo que resta del año. Pero antes de que termine 2019 deberá realizarse la discusión y aprobarse el Presupuesto de Ingresos y Egresos para 2020, pues aunque las fuerzas políticas en San Lázaro parecen acopladas y controladas, grupos, organizaciones políticas, gobernadores y presidentes municipales, incluidos los de Morena, están dispuestos a protestar y exigir que bajen recursos para estados y municipios.

En los últimos meses de 2019, los índices de aprobación parecen favorecer al Presidente; los distractores o “cortinas de humo” han resultado eficientes y a ellos se suman los múltiples días festivos del último tercio del año.

¿Pero, cómo le irá al gobierno en la discusión del Presupuesto 2020?, ¿será capaz de volver a sortear, como en 2018, las maniobras y compromisos nunca cumplidos por los representantes de Morena en la Cámara de Diputados y de Senadores? y aunque hasta ahora todo parece estar planchado, las protestas y manifestaciones sociales se trasladarán, en los próximos días, a San Lázaro en lugar de realizarse en Palacio Nacional.

La operación política del gobierno de AMLO también ha sufrido cambios perceptibles; es evidente que se van tejiendo alianzas para posicionar a la 4T en la política internacional; eso dejan ver, por ejemplo, las reuniones del titular de Hacienda, Arturo Herrera, con Kristalina Georgieva la próxima directora del Fondo Monetario Internacional; el recibimiento que Olga Sánchez Cordero, Secretaria de Gobernación, hizo a Federica Mogherini, vicepresidenta de la Unión Europea; las reuniones en el exterior entre Marcelo Ebrard y Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, en donde se han abordado temas como la migración y el compromiso de México para combatir la desigualdad entre otros.

También se ha empezado a gestar una alianza entre los partidos de oposición al gobierno morenista, cuya tarea inmediata sería restar fuerza a AMLO y a su gobierno en la Cámara de Diputados para 2021, restándole poder político a través de las presidencias municipales, pues ese mismo año están programadas también elecciones municipales.

Esto es lo que parece estar ocurriendo en todo el país y es más evidente en Veracruz, donde el gobernador Cuitláhuac García nomás no da una, mientras los políticos morenistas locales se encuentran en estado de alerta; esta situación ha sido capitalizada por Joaquín Guzmán Avilés y Miguel Ángel Yunes Linares, quienes se han repartido la entidad en dos zonas para la operación política: del norte al centro le toca al “Chapo Veracruzano” y del centro al sur a Miguel Ángel Yunes Linares.

En el Gobierno Federal, las frases mediáticas ayudan a salir del paso a AMLO; pero eso también tiene fecha de caducidad. Y aunque la mayoría de los opinadores y analistas políticos aseguren que el Presidente aún tiene con qué llegar, sin mucho tambaleo, a 2021, otro sector, más fuerte, está seguro de que las fuerzas políticas se están alineando para restar poder político y quitarle posiciones a Morena. Por lo pronto, la operación política ya ha comenzado y en 2020 todo mundo trabajará para las elecciones de 2021. Por el momento, querido lector, es todo.

Miguel Ángel Casique Twitter: @MCasiqueOlivos Facebook: MCasiqueOlivos

About El Asertivo

Powered by moviekillers.com