Home / Opinión / Dependencia económica es dependencia política

Dependencia económica es dependencia política

En una etapa de la sociedad como la nuestra, donde casi la totalidad de lo que existe es mercancía, no hay ninguna duda de que quien mantiene el poder económico, también mantiene el control político e ideológico a través de manejar los grandes medios de comunicación; por lo tanto, un país que depende económicamente de otro no tendrá verdadera libertad o autonomía para protestar, exigir o solicitar algo.

El nuevo gobierno de México, con declaraciones de Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública, anunció que va a solicitar al gobierno estadounidense, representado por el magnate Donald Trump, reoriente por completo el gasto de la “Iniciativa Mérida” para financiar la construcción y consolidación de la Guardia Nacional.

Y aunque el mismo Durazo dice que el programa de apoyo de Estados Unidos es una visión «militar» y que se debe modificar para que se impulse el desarrollo regional o consolidar la «nueva» corporación, la vedad es que la propuesta deja en el mismo lugar al país; pues el gobierno mexicano niega que México sea militarizado por Estados Unidos, pero él mismo quiere militarizarlo con su famosa Guardia Nacional, que hasta ahorita no ha demostrado vaya a tener capacidad real y efectiva para combatir el crimen y la delincuencia.

Dice Durazo que la iniciativa, tal y como está ahorita, tiene una visión militar y que el gobierno federal morenista no está de acuerdo y que entonces «tiene que modificarse para reflejar la nueva realidad política de México»; o es al desarrollo regional o bien al crecimiento y consolidación de la Guardia Nacional. ¿Reflejar la nueva realidad en México? y… ¿qué significado tendrá esto?

Desde que se creó la Iniciativa en 2007 el gobierno del país vecino ha invertido más de tres mil millones de dólares en programas bilaterales de seguridad, se transfiere equipo y entrenamiento o existe hasta financiamiento a organizaciones de la sociedad civil; hacer un cambio en el destino y la forma en que se realiza ese apoyo, implica que el Congreso de EU lo tiene que autorizar, algo que aún está por verse a pesar de que ya el gobierno mexicano lo está solicitando.

Lo que sí se alcanza a ver de fondo, es que el gobierno mexicano sigue queriendo capitalizar o recaudar recursos para sus «políticas» debido a que ya no le están cuadrando las cuentas; entonces, si ese apoyo que viene del extranjero le puede dejar una aportación que antes iba destinado a organizaciones civiles o en recursos para adiestramiento o armamento, no hay razón alguna que evite no usarlo en otras acciones del gobierno de la Cuarta Transformación.

Al gobierno de AMLO le va a redituar en más votos si se distribuye con tarjetas a la gente, total, la intención siempre ha sido tener un método «efectivo» para que no se le vayan a ir los votos para próximas y futuras elecciones; por ejemplo, nos dicen que no es normal que en estas semanas en el estado de Puebla, se le esté dando mucha prioridad a los apoyos en becas o a las personas de la tercera edad, eso sí, todo vía tarjetitas con la carita invisible de Barbosa, candidato a gobernador en Puebla.

Una postura realmente progresista del gobierno debería ser que México no dependa económicamente de Estados Unidos para evitar que controle a nuestro país políticamente; sin embargo, esa postura aún está muy lejos de tomarse: primero porque el gobierno de López Obrador se está desgastando muy rápido y es falso que cuente mayoritariamente con la aprobación de todos los mexicanos, porque 30 millones que votaron por él apenas representan la cuarta parte de los 130 millones de mexicanos; segundo, porque nuestro país no está preparado económicamente ni políticamente para ponerse al tú por tú con un país como Estados Unidos, nos guste o no esa es la realidad y el gobierno actual la debería comprender.

El Clímax no político… Otra de gobiernos morenistas. En los Reyes La Paz, municipio en el Estado de México, la alcaldesa Feliciana Medina, causó controversia porque declaró hace unos meses que gobierna el municipio más feo de la entidad mexiquense; lo peor de todo es que ahí estaba el gobernador Alfredo del Mazo y estaba entregando 360 unidades de transporte público; la verdad es que la señora presidenta tiene razón y La Paz es uno de los municipios donde más pobreza y miseria existe. En estos últimos meses, por ejemplo, la delincuencia y la inseguridad han incrementado; pero, ¿qué no los gobiernos de la 4T llegaron con la bandera de que todo iba a cambiar y de que ellos sí saben cómo gobernar, sin corrupción, sin inseguridad y sin pobreza?

Este 8 de mayo al menos tres mil antorchistas realizarán una protesta para recordarle a la presidenta que desde los primeros días de enero recibió un pliego petitorio de la población y que hasta el momento no ha movido ni un dedo para atender demandas de obras y servicios elementales como electrificaciones, pavimentaciones, luz eléctrica, aguas potables o apoyos para vivienda. A la alcaldesa morenista, Feliciana Medina, bien le queda el dicho popular de: «El que tiene tienda que la atienda, y si no, que la venda». Por el momento, querido lector, es todo.

Miguel Ángel Casique Twitter: @MCasiqueOlivos Facebook: MCasiqueOlivos

About El Asertivo

Powered by moviekillers.com