Home / Opinión / La CDMX está en crisis y se colapsa; necesita nuevos gobernantes

La CDMX está en crisis y se colapsa; necesita nuevos gobernantes

Esténtor Político

Desde el 5 de diciembre de 1997, hace 25 años, la CDMX ha sido gobernada por políticos de ‘izquierda’; primero del PRD y luego del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que se formó con experredistas que saltaron al partido del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) para ocupar puestos clave en el Gobierno Federal o en otras entidades de la República.

De 1997 a 1999, gobernó la CDMX Cuauhtémoc Cárdenas; Rosario Robles (hoy presa política del gobierno de AMLO) terminaría el mandato del perredista ese año; de 2000 a 2005 estuvo en el poder ni más ni menos que AMLO, hoy Presidente de México; le sucedería como gobernante sustituto, de 2005 a 2006, Alejandro Encinas; de 2006 a 2012, Marcelo Ebrard asumiría el cargo, siendo el tercer Jefe de Gobierno perredista; Miguel Ángel Mancera gobernaría la capital de la República de 2012 a 2018; del 29 de marzo de 2018 al 4 de diciembre de 2018 lo haría José Ramón Amieva (sustituto) y, a partir del 5 de diciembre de 2018, Claudia Sheinbaum, quien gobierna la capital de la República siguiendo al pie de la letra las órdenes de AMLO con tal falta de oficio e ineficiencia que han convertido a la gran metrópoli en un campo de exterminio de capitalinos infectados por el COVID-19.

Desde finales de noviembre, la CDMX y su Área Metropolitana han sido objeto del mayor interés informativo porque integran la región del país con más contagios, más muertes y más ocupación hospitalaria pública y privada, ya que los nosocomios están prácticamente saturados con el 91% de ocupación, con 400 mil contagios y 25 mil fallecidos hasta el lunes 18 de enero, según cifras oficiales. Además, ya escasea el oxígeno en las empresas distribuidoras debido a la alta demanda de los miles de contagiados.

La Zona Metropolitana del Valle de México, considerada una de las más grandes del mundo con sus más de 20 millones de habitantes, está en crisis económica y sanitaria porque el confinamiento ha generado mayor desempleo; porque gran parte de sus habitantes no tienen dinero para comer y quedarse en casa; las funerarias ya no tienen ataúdes; porque en los crematorios hay filas interminables y porque circula el rumor de que si la nueva cepa de COVID-19 llega a México, la única forma de frenarla será el enclaustramiento absoluto de la gente.

La capital de México está convertida en una ‘ciudad del terror’ y esta imagen no es producto de la fantasía o la ficción, la realidad lo grita en los hospitales, las calles y los hogares, donde muy pocos infectados alcanzan a sobrevivir y otros desconocen de qué están muriendo, porque no se hicieron la prueba de COVID-19 porque no tuvieron dinero y porque en la CDMX no hay suficientes pruebas para detectar la infección.

El lunes 11 de enero, los restauranteros se rebelaron y abrieron sus negocios, a pesar de las amenazas del gobierno capitalino de sancionarlos, ya que aseguran que se hallan en crisis extrema, que el gobierno no los está apoyando y necesitan sobrevivir. Revelaron que, para finales de enero, al menos 40 mil empresas habrán cerrado en la capital.

Si a este grave problema sumamos las fallas en el Sistema de Transporte Colectivo (STC- Metro), cuyo centro de control se incendió el sábado 9 de enero, es claro que los problemas han rebasado al gobierno de la morenista Claudia Sheinbaum, a quien algunos funcionarios de menor nivel del gobierno de la CDMX han intentado excusar atribuyendo las fallas en el Metro a ‘la mafia del poder’, a ‘los conservadores’, olvidando que los correligionarios de la Jefa de Gobierno llevan 23 años gobernando la capital del país, y que ésta ha empeorado en casi todos los aspectos, pues hay mayor inseguridad, más pobreza urbana, más comercio informal y un ineficiente transporte colectivo.

La inconformidad de los citadinos es alta. Trabajadores del empleo informal, taxistas, transportistas, médicos, obreros, estudiantes, amas de casa y profesionistas aseguran que la CDMX necesita otros gobernantes; tanto los del PRD como los de Morena, solamente han incrementado el número de muertos, porque no tienen un plan eficiente para prevenir y atacar la pandemia.

Además los alarmantes índices de inseguridad y pobreza que padecen cinco de cada 10 habitantes de la CDMX –el 52.5%, según un diagnóstico del Consejo de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval)– evidencian que Morena no sólo ha fallado en su estrategia para gobernar la capital de la República, sino que otras entidades; bajo su mando se hallan en grave crisis y al borde del colapso, sin la esperanza de que las cosas mejoren este año. Por el momento, querido lector, es todo.

Miguel Ángel Casique Movimiento Antorchista Nacional @MCasiqueOlivos

About El Asertivo

Powered by moviekillers.com