Home / Opinión / México al borde de un estallido social; AMLO y Morena los culpables

México al borde de un estallido social; AMLO y Morena los culpables

ESTÉNTOR POLÍTICO

Miguel Ángel Casique Movimiento Antorchista Nacional @MCasiqueOlivos

Las cifras sobre muertes y contagios de COVID-19 no se pueden ocultar y son ya muy alarmantes en México, y eso que sólo son los datos oficiales y no los que especialistas y estudiosos del tema, aseguran habría en realidad. En las últimas 24 horas del 31 de julio, último día del mes, se registraron 8 mil 458 casos más de coronavirus, un nuevo récord en lo cinco meses de lo que va de la pandemia.

Los datos totales que dio la Secretaría de Salud, con el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, sumaron 424 mil 637 casos confirmados acumulados y 46 mil 688 muertes, la cifra última ya coloca a México en el tercer lugar del mundo con más muertes, sólo por debajo de Estados Unidos con al menos 155 mil muertes y Brasil que lleva más 90 mil fallecidos.

México no puede más y pide con gritos estentóreos y de angustia que el gobierno federal morenista, que encabeza el presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), haga más pruebas para detectar contagios y tratarlos una vez que se detecten, que implemente acciones reales para evitar muertes y que haya atención verdadera en los hospitales y clínicas y, sobre todo, que López Obrador implemente un plan urgente para rescatar la economía del país y otro alimentario para apoyar a las familias afectadas para que se puedan quedar en casa y evitar más contagios.

Pero la política de AMLO parece que seguirá siendo la misma; echar humo a los ojos de los mexicanos con temas como la venta del avión presidencial del que, para este año, se deben alrededor de 3 mil millones de pesos y que los mexicanos tenemos que pagar con nuestros impuestos; o temas como el caso Lozoya que Obrador ha puesto en la agenda política y mediática y pretende sacarle raja electoral hasta el 2021.

Los oídos sordos y la soberbia gubernamental del gobierno federal sólo ocasionan más muertes y más contagios; la indiferencia de López Obrador y las mentiras que a diario expone Hugo López-Gatell en la conferencia vespertina, siguen creando irritación e inconformidad sociales entre el pueblo de México.

Nuestro país está sumergido en verdaderos y serios problemas y los generados por la pandemia no son los únicos; en seguridad la política oficial también anda mal. En los meses que lleva AMLO de gobierno hay ya 57 mil homicidios dolosos, una cifra superior a la de los gobiernos anteriores en los mismos meses de sus administraciones: Vicente Fox tuvo 22 mil 890 homicidios; Felipe Calderón 18 mil 451 y Enrique Peña 29 mil 035 homicidios. ¿Cómo ocultar ese daño a los mexicanos con una cifra de 57 mil homicidios en poco tiempo de gobierno federal?

En estos días el desempleo también es muy alto, 12.5 millones de mexicanos que tenían empleo formal se han quedado sin él, y a esto tendríamos que sumarle la gente que labora en empleo informal y ahí la situación es peor.

Hace unos días, tras la noticia de que 70 millones de mexicanos, con empleo o sin él, no tienen los recursos suficientes para adquirir la canasta básica de alimento, se volvió a revivir la idea de que hay riesgo y alerta máxima de que México se encamine a una hambruna generalizada que podría ocasionar un estallido social muy fuerte y donde AMLO y su gobierno morenista serían los únicos responsables.

AMLO no puede con el país y no sabe y no puede gobernar para los pobres como tanto prometió. AMLO gobierna con demagogia y manipulación y hace diariamente todo lo posible para que los mexicanos olviden sus verdaderos problemas; pero, además, él ya no podrá aliviar y resolver esos problemas de fondo.

Entonces, ya es tiempo para que todos los mexicanos, -de cualquier partido, con empleo o sin empleo, empresarios, profesionistas, amas de casa, estudiantes, de cualquier religión o credo-, se den cuenta que es hora de reaccionar: organizarse y unirse para exigirle, por última vez, que instrumente a la brevedad políticas efectivas en salud, economía y alimentación, y de no hacerlo estaríamos en la antesala de un estallido social.

Por lo que se, ve hay muy pocas esperanzas de que eso suceda; y entonces el 2021 será una buena y única oportunidad para hacer que las cosas empiecen a cambiar en serio: votar por los políticos (diputados federales o locales, gobernadores y presidentes municipales) que verdaderamente estén preocupados por el pueblo; todos debemos poner atención a lo que digan los candidatos y sobre todo los de Morena que van a seguir engañando y manipulando a la población.

En el 2021 hay que votar el candidato que asegure que va a trabajar por los pobres y que no los va a dejar colgados de la brocha; y por quienes no hay que votar es por los candidatos de Morena, porque ellos no saben gobernar y han llevado a México hacia la desgracia, el dolor y el sufrimiento generalizados. Por el momento, querido lector, es todo.

About El Asertivo

Powered by moviekillers.com